axiomas de comunicación

cocina exótica, cuaderno largo

axiomas.jpg

(…)

Eramos los mismos con almas ligeras,

entonando canciones prendidas del cielo

a la hora de los bordes dorados.

Elegimos los momentos, nunca los caminos.

Somos valerosos guerreros del presente.

Armados de lágrimas, sueños y cadenas,

avanzamos,

dibujando día a día nuestra historia

con tizas de colores antiguos.

Aquellos que entonces nos mancharon los dedos

y ahora nos definen

a la dulce hora de bordes apagados.

Eva Cobo González en mundosparalelos

 

 

Anuncios

no sé si lo suyo era con-fusión (o Confucio), no se quejaba

cuaderno largo, Viñetas

tyxb5h

…caminé bajo el ojo ciego del sol,
descansé bajo el párpado de la luna.
Hubo seguro algún milagro,
aunque ya nadie los sabe distinguir.

No fueron muchos,
pero los días del paraíso existieron.
Ahora duermo y reclino mi cabeza
sobre una almohada llena de serpientes
y el corazón -extrañamente- en calma.

maderadebloj, la vida debería llevar un sic entre paréntesis

los niños perdidos

cuaderno largo, Viñetas

brzy1a.jpg

Pero sus palabras fueron solo un intento baldío para animarse. La trampilla del foso de aquél viejo castillo había cedido, en esa maldita noche de máscaras y calabazas.

Se miraron fijamente a los ojos.

“Lo peor de todo es que a este paso, no podremos escribir la carta a Los Reyes Magos” dijo Laura.

“Sí…” dijo ensimismado Iván, “eso es lo peor”.

Carlos Montalleri ¿tienes hora?

morir, dormir…

cuaderno largo, Viñetas

quenosesperemuchosaños

Me llamó la Elo serían las tres, tres y media. Digo, vaya horas de llamar que tiene esta, como ella no se echa la siesta porque dice que luego no duerme…y como a ella no le duele nada, a mí sí, a mí me duele todo.A ver, Eloísa, que estaba traspuesta (…) esto escribe Eva que no nos entiende ¿o se llama Paloma? ¡Ay, yo qué sé! tenía que haber ido a la peluquería y mira…

(“requiere de un medio para ser transmitido” ) el sonido y su reflexión

cuaderno largo, peces gordos, Vídeos

Sí, esa fue la primera vez que supe de aquellos que conocen la existencia de extrañas formas de vida en el agua. (…) que dejaba ver la pálida piel de hombros y antebrazos, creo que durante un instante llegó a notar mi presencia e hizo ademán de saludar alzando la mano y decir algo con la perdida mirada de sus ojos pasando a través de mi,  luego se alejó caminando sobre el agua.(…) Carlos y la estaca clavada

 

…rojitas las orejas

cuaderno largo, nuevas tecnologías, Viñetas

eia0vk.jpg

Más tarde cuando el juego ya ha acabado subimos a la torre y miramos al horizonte. Todavía llevamos la travesura cosida a la espalda mientras divisamos las primeras luces de civilización al otro lado de la montaña. Aquí se hace fácil vivir sin ideales impuestos. Da igual que no haya tostador, ni secador o que la wifi sea casi de chiste. Da igual que los besos por hoy se compartan, porque encierran cariño y esa es la idea.                         Mukali – mi camino buscando-T

he creado con él un ambiente de mucha cercanía

cuaderno largo, Viñetas

yodfyf.jpg

Estoy aterido y un poco asustado; ante mí hay mucha montaña y una gran oscuridad en la montaña, y un gran cielo negro de enero repleto de estrellas. Las estrellas me intimidan, ahondan la oscuridad, la profundizan. Pero entonces, en ese momento, justo en ese preciso instante(…)Álvaro Salazar que sube montañas y se sienta por allí a hacer metáforas

(…)que se lleva el viento

Dibujos, Viñetas

Pero de todos esos datos de una vida tan dura como bien peleada, yo, igual que Luli, me quedo con esa frase suya bien grabada; esa respuesta, casi gancho verbal, que le dio al periodista cuando este le preguntó si no estaba ya viejo para pelear y cómo él, Roberto Durán, boxeador pero no atontado, le soltó eso de que el viento también era viejo y aun así seguía soplando. 

 Laura Antolín  (Lauraescribe)